Oxidación química In Situ. Fenton

La oxidación química (reacción Fenton) emplea compuestos oxidantes para destruir la contaminación en los suelos y las aguas subterráneas, transformando las sustancias químicas dañinas en agua y dióxido de carbono. La reacción se produce al catalizar el peróxido de hidrógeno con hierro

, dando como resultado la generación de radicales altamente reactivos del oxhidrilo (OH). La oxidación química es capaz de destruir muchos tipos de sustancias químicas, como combustibles, disolventes y plaguicidas.

Ventajas de la descontaminación del suelo por oxidación química:

  • El reactivo usado (H2O2) es barato, fácilmente disponible, y los productos de descomposición son oxígeno y agua.
  • La química del proceso (reactivo de Fenton) se conoce desde 50 años y su aplicabilidad a una variedad amplia de contaminantes está bien documentada.
  • El proceso se aplica y se controla fácilmente.
  • El tratamiento ocurre rápidamente, durando a partir de algunas horas a algunas semanas.
  • El proceso no produce ningún residuo, y se puede adaptar al grado de retiro del contaminante deseado. Esto permite que sea utilizado en forma sinérgica con otras tecnologías tales como lavado de biotratamiento del suelo.